MUNICIPALIDADES DE LIMÓN Y SARAPIQUÍ EN LOS ÚLTIMOS LUGARES

  [wzslider]

 

Según el último In­forme de Competitivi­dad Cantonal 2006- 2011 (ICC), que publica MIDE­PLAN, los cantones de la provincia de Limón y Sara­piquí, se encuentran en los últimos lugares a nivel na­cional, sobre todo en los temas relacionados con inversión municipal, tales como infraestructura, or­denamiento urbano, apli­cación de planes regula­dores, planes cantonales de desarrollo, entre otros.

 

En este informe las mu­nicipalidades de Limón no están de último, debido a que en algunos temas considerados en el in­forme ocupamos un lugar importante. Estos temas son el clima empresarial, es decir la cantidad de empresas establecidas y que ofrecen servicios, o bien como el caso de Talamanca que debido a la escaza población y la cobertura boscosa se ubi­ca entre los primeros can­tones en nivel de vida.

 

Los rubros en los que nos encontramos peor son los que tienen que ver con gestión municipal o gubernamental, por ejem­plo la infraestructura y los servicios, o bien la inexis­tencia o pobre ejecución de planes reguladores.

 

Las municipalidades en nuestra provincia sólo re­alizan algunas de las tar­eas que son su respon­sabilidad y no definen ni aplican estrategias para un verdadero desarrollo social, económico, cultur­al y ambiental. Por ejemplo en Pococí el plan regula­dor no se ha terminado, ni puesto en práctica porque la municipalidad, de un presupuesto anual de más de cuatro mil millones de colones no ha podido aprobar treinta millones para pagar el estudio de los IFAs (Índices de Fragi­lidad ambiental), requisito fundamental para la apli­cación de dicho plan.

 

Claramente se demues­tra que la región es de las más productivas del país, pero también de las más pobres, por la ausencia de planes reguladores y planes Cantonales de desarrollo estratégico, que permitan una inver­sión planificada tanto en infraestructura como en otras áreas del desarrollo, que disminuyan la enorme brecha social existente.

 

Otro tema que parece incomodar a algunas mu­nicipalidades es el de los cultivos transgénicos. En Costa Rica 50 municipali­dades que representan el 61% del total de cantones del país, han protegido la salud de sus habitantes al declarar la prohibición de cultivar especies transgé­nicas. Sin embargo en el caribe, parece no ser un tema tan importante, ya que solo Guácimo y Ta­lamanca son cantones li­bres de transgénicos.

 

La construcción de bib­liotecas públicas, parques recreativos, anfiteatros, ciclo vías, museos, hospi­tales y mobiliario urbano, se ven como algo lejano, cuando ni siquiera como es el caso de Pococí, se ha podido construir un edifico municipal. Mientras tanto, muchos recursos se desti­nan al pago de alquileres para albergar instituciones gubernamentales.

 

El análisis de las causas que entraban el desar­rollo de los proyectos que son urgentes en nuestros cantones, queda a cada ciudadano que se enfrenta día a día con presas, retra­sos y la imposibilidad de acceder a créditos por fal­ta de títulos de propiedad. Así mismo queda la re­sponsabilidad por la elec­ción de las autoridades políticas, que adminis­tran nuestros recursos y nuestro derecho al desar­rollo y a un futuro digno.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *