¡Sabía usted que!

El Servicio Eléctrico en Guápiles inicialmente era municipal y de muy baja calidad. En 1948 la Municipalidad de Pococí instaló una planta hidroeléctrica, propiedad de la United Fruit Co. Para ello hizo un canal desviando parte del cauce del río Guápiles hasta donde estaba la turbina, al sur de Palí.
Espedito Calderón, quien er calderonista, fue el primer administrador de dicho servicio, pero cuando José Figueres Ferrer ganó la revolución y tomó el poder en 1949, huyó del lugar. Entonces se designó a Miguel Cabrera Ortega como nuevo operador, ya que había estudiado electricidad por correspondencia con la Hemphill School.
Miguel estuvo a cargo de la planta durante 18 años. La primera turbina del generador hidráulico tenía una capacidad de sólo 10 kilowatts con corriente directa 110 en 3 líneas. Años después se mejoró con la adquisición de un generador de 30 kilowatts de corriente alterna.

El alumbrado se brindaba a los vecinos que habitaban a ambos lados del ferrocarril o lo que hoy es la avenida central de Guápiles, desde la panadería de José Quirós en La Emilia hasta aproximadamente la actual Supervisión Escolar en El Caimitazo. extendiéndose hasta el Centro de Amigos (principal salón de baile de aquel entonces), donde actualmente se ubica «la zona roja».
Ya para el año 1965 se instalaron 3 transformadores con corriente 220, trifásicos. Entonces laboraban en el proyecto, además del administrador, Olman Núñez («Catato»), Gonzalo Gonzáles, Juan Chávez y Manuel Quesada, entre otros.
Se cobraba un colón por bombillo, y como la planta no tenía la capacidad suficiente, los usuarios debían de comprar alzadores de corriente, sobre todo si se usaba plancha, televisor u otro, para que «no se quemara la cucaracha» como le decían al fusible de la entrada. La planta se arrancaba a las 5 pm y se apagaba a las 10 pm. Durante el día no había electricidad. Como la luz era muy baja la llaman «luz achiotillo» o «diez de achiote».
La municipalidad le ofreció al ICE asumir la responsabilidad del sistema eléctrico en forma de donación, acto que se realizó en 1972, designándose administrador a Horacio Cruz. Entonces se instaló una planta «Pelton» de 18.000 voltios, diesel, en El Caimitazo.
Fredy Barahona Camacho es designado administrador del ICE a partir del 24 de enero de 1974, hasta su pensión en 1999. Enrique Ramírez lo relevó unos días, siendo sustituido por su hermano Miguel Ramírez en la administración.
Originalmente el ICE instaló 2 teléfonos públicos para la comunidad, que posteriormente cambió a una central manual Erikson de 200 líneas en una casa vieja, frente a donde hoy están los bomberos, aunque no habían tantos usuarios.
Cuando uno hacía una llamada y el número estaba ocupado, la operadora le decía que colgara y ella le devolvía la llamada cuando lograba comunicación. La central automática Siemens se instaló en 1974 en un contenedor ubicado en un lote que donó la municipalidad, frente a lo que hoy es la Sala de sesiones municipales.
En 1976 se interconectó el cantón al resto del país y las líneas secundarias pasaron a 34.000 voltios. En 1978 se trajo otra central eléctrica y funcionaron simultáneamente, hasta que se instaló la central automática en 1980. Los recibos los hacían en San José, la oficina los repartía y la gente pagaba en los bancos o en la oficina.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio disponible 728×90
A %d blogueros les gusta esto: