ALLAN ARNOLD DENNIS UN VIAJERO DE LA HISTORIA

[wzslider autoplay=”true” transition=”‘slide'” info=”true” lightbox=”true”]

• Siquirres se desarrolló gracias al Ferrocarril al Atlántico

En 1956, el joven siquirreño Allan Dennis Patterson, inició una carrera de más de 50 años en el ferrocarril. Hoy a sus 85, este caballero de mirada profunda y carácter alegre, aficionado a la lectura y al estudio de la Biblia relata con nostalgia retazos de sus memorias de una de las obras de ingeniera más importantes de la historia de Costa Rica.
Aunque su nombre de nacimiento es Allan Arnold Dennis Patrickson, una confusión provocó que en su cédula figure como Arnold Dennis Patterson, sin embargo la mayoría de quienes lo conocen lo llaman Don Allan. De sus primeros años en el ferrocarril recuerda que soñaba con ser maquinista. “Yo quería ser maquinista para manejar a toda velocidad aquellas locomotoras negras, pero Dios tenía otro plan para mí en el Departamento de Vías”.
A sus 17 años ya había caminado completa la provincia de Limón. Por el sur anduvo Talamánca y Panamá; por el oeste llegó el “flaco” hasta la antigua ruta de Carrillo. Estos kilómetros fueron recorridos en una época donde los únicos caminos los hacían las dantas y la única forma de comunicación era el ferrocarril.
“Siquirres se desarrollo gracias al ferrocarril, ya que fué el centro del Ferrocarril al Atlántico, desde aquí llegabas a Limón, a Sixaola, a Guápiles, a Sarapiqui” recuerda don Allan quien a pesar de haber vivido en muchos lugares de Costa Rica regresó a su natal Siquirres luego de jubilarse del INCOFER en 1994.

Historia sobre rieles

“El primer intento de construir un ferrocarril se dio en el Pacífico porque toda la mercaderia venía por ahí. Unos alemanes instalarón en 1854 burrocars y con eso jalaban sus mercancias” comenta don Allan.

El ferrocarril en Costa Rica se terminó de construir en 1890, luego de años de esfuerzo para conseguir financiamiento y casi veinte años de trabajo de construcción. Esta obra se realizó dividiendo el trabajo en dos equipos, uno en Alajuela y otro en Limón los cuales llegarían a unirse en Cartago. Con la inauguración de esta gigantesca obra de ingeniería dio inicio una nueva era en la historia de Costa Rica.
Dennis vio a lo largo de tantos años muchas transformaciones y conoció amplios detalles de toda la impresionante infraestructura que logró conectar al país completo. Las primeras máquinas eran de carbón, luego llegaron de petróleo y en los últimos años fueron de diésel y eléctricas.
Algunas eran alemanas como las AEG, pero también recuerda unas de marca Alsthron y Simens. Muchas de estas máquinas eran recién compradas cuando se cerró el Ferrocarril en el año 1990 San Jose – Turrialba y en 1995 con el cierre total.
“El Ferrocarril al Pacífico contaba con una planta eléctrica propia, muy grande en Tacares. En Limón, la energía la producía el ICE. Con el ferrorocarril todo Costa Rica quedó conectada, la gente finalmente conoció su pais, sus fronteras, dando inicio a una economía diversificada. La red vial de 829 kilometros conectaba prácticamente todo el país”.
Debido a características topográficas de Siquirres nacieron varios ramales de estas vías como el ramal de Monteverde, La Perla, El Carmen, Parismina, aún Guápiles era un ramal, hasta que se desarrollo recientemente. “Apenas ahora los Guapileños se estan dando cuenta que su territorio llega hasta Nicaragua” explicó. “Las rutas no se escogían muy bien. debido al interés de pasar por el valle central. A veces no se podía avanzar, como en el caso del Zurquí, que era una roca gigante donde ahora esta el túnel.

En esos días no teníamos las herramientas que hay ahora. Se construían las rutas a puro pico, pala y polvora negra”. Otra dificultad que recuerda fue yendo para el lado de Las Juntas. Ahí encontraron un problema para cruzar entre dos peñas, en Biris y se construyó un puente con partes sobrantes de la Torre Eifell ya que le iban a dar el contrato a los frances, pero luego se lo dierón a alguien más. Ese puente es uno de los más altos, de el país.
Sixaola, Limón, Matina, Siquirres, Guácimo, Roxana, La Rita, Ticaban, Guápiles, Cartago, San José, Alajuela, Heredia, Puntarenas, tenían tren, toda la economía se desarrolló en torno a este medio de transporte que permitió conectar el país de forma completa recuerda don Allan. Sabiduría que le han dado los años “Inicié como conserje, luego fuí peón de tren, herrero, trabajé en la planta de tratar durmientes, luego oficinista.

En ese tiempo todo era más difícil que ahora porque todo se manejaba sin computadoras, con tarjetas perforadas. Finalmente llegue ser Jefe del Departamento de Vías” Como inspector del ferrocarril don Allan recorrío todo el país. “Conocí hasta puntarenas, era el único negro que conocía Puntarenas”, pero no solo Puntarenas, este asiduo lector también viajó México y a Canadá a diversas capacitaciónes a lo largo de su carrera en el INCOFER.
Desde 1956 don Allan Dennis está casado con Joyce Smith Brooks, pianista y cantante, a quien conoció en la Iglesia Metodista. Junto a ella y sus seis hijos y 12 nietos comparte sus anécdotas y toda la historia y el conocimiento que guarda de esta provincia y de su querido ferrocarril en el cual recorrió su país de punta a punta.
Desde que se jubiló vive en Siquirres y ha dedicado su vida a la comunidad y a su iglesia. “Como siempre me ha gustado leer, encontré en la fé y el entorno religioso un espacio muy agradable para desarrollarme incluso llegué a ser pastor de esta comunidad” (Siquirres) Con la sabiduría que le han dado los años, suele incluir a parabolas en sus coversaciones.

A manera de conclusión comparte la siguiente: “Había una vez un cangrejito que caminaba de lado. En la escuela la maestra le enseñaba que debía caminar como los demás, hacia adelante y hasta lo llevaba a la casa caminando bien, para adelante.

Al día siguiente el cangrejito regresaba a la escuela caminado de lado. La maestra al corregirlo le escuchaba decir: maestra, en casa papá cangrejo camina de lado, mamá cangrejo camina de lado, mi hermanos caminan de lado y yo también camino de lado.” Y agrega: “La responsabilidad de dar el ejemplo, en los hogares no se debe perder, uno como padre no debe decir a sus hijos, no hagas como yo, sino mostrar con su ejemplo como se debe vivir “

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio disponible 728×90
A %d blogueros les gusta esto: