PARQUE NACIONAL GUAYABO: «HOMENAJE A NUESTRO PASADO»

 

[wzslider autoplay=”true” transition=”‘slide'” info=”true” lightbox=”true”]

• El hermoso Parque Nacional Guayabo, situado muy cerca de Turrialba, nos dice cómo vivieron nuestros antepasados.

 

Anímese a descubrir nuestro patrimonio cultural en el hermoso Parque Nacional Guayabo, situado muy cerca de Turrialba, en donde podrá adentrarse en nuestro pasado precolombino a través de sus calzadas, piedras, monumentos, tumbas y acueductos.

Para Geovanny Soto, profesional en el área de servicios turísticos y desarrollo sostenible y encargado del Parque Nacional, el objetivo es que el público conozca el patrimonio existente y sobre todo las restauraciones en marcha.
«Queremos que vengan, caminen, pegunten y conozcan hermosas historias en torno a quienes construyeron este sitio, que estuvo habitado hace cientos de años», dice Soto.
El parque fue una gran hacienda familiar protegida durante los años 60s, pero en el año 1973, hace 41 años, se declaró Momento Nacional y se clasificó en la categoría UCN 3. Esto es una categoría muy importante, porque que es uno de los pocos sitios arqueológicos abiertos al público.
Los turistas nacionales representan el 80% de las visitas y el 20% a extranjeros. Hay visitas guiadas y los turistas pueden hospedarse en diversos hoteles en las cercanías del Parque. También existen varios lugares muy hermosos alrededor, cuya información está en el Parque.
El área cuenta con dos senderos, uno natural y otro arqueológico, y el promedio general del recorrido es de 1 a 2 horas, donde se pueden apreciar especies forestales como caragra, magnolia, cantarillo, higuerón, quizarrá, cirrí, burío y cedro María, cubiertos por gran cantidad de plantas epífitas como bromelias y orquídeas; aves como tucán, oropéndola, trogón, carpintero, momoto, piapia, yigüirro y chachalaca, y algunos mamíferos pequeños como armadillo, conejo, coyote, perezoso, tolomuco, ardilla y pizote. También destacan varias especies de insectos y mariposas.
El promedio de grupos, para caminar por el Parque Nacional Guayabo es de 20 personas. Hay servicio de campamento con reservación.
Los servicios se pueden consultar en Internet en las páginas: www.accvc.org y la del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), www.sinac.cr.
El Parque Nacional también tiene varios programas paralelos, como el de educación ambiental, en donde se involucra a las escuelas y colegios con guías locales. La administración ejerce un destacable control y protección en todo el Parque. Siete funcionarios capacitados cubren todas las necesidades que el área requiere.
Por tratarse de un sitio arqueológico muy importante a nivel internacional, que inclusive fue declarado Patrimonio Mundial de la Ingeniería Civil, existe una amplia investigación de la Comisión Arqueológica, conformada por diferentes instituciones como el ICT, ICONOS y MINAE. Además se coordina con la municipalidad de Turrialba las grandes actividades y el mantenimiento de la carretera y accesibilidad al sitio.
«Se mantienen voluntarios nacionales e internacionales en las áreas científicas y de mantenimiento. En este momento trabajamos con una organización llamada Rayo Internacional de Inglaterra, quienes trabajan en los senderos existentes. Queremos concesionar algunos servicios por medio de un Decreto Ejecutivo, para mejorar y expandir la infraestructura a mediano plazo y ofrecer una mayor calidad a nuestros visitantes», dijo Soto.
Si piensa visitar el sitio, se recomienda llevar sombrilla o capa y repelente contra insectos ya que el clima varia constantemente. Además de zapatos cerrados y pantalón largo. No se permiten mascotas ni licor.

Historia:
Estudios con Carbono 14 podrían determinar la antigüedad del emplazamiento hasta en 1400 años antes de Cristo. El total del área arqueológica comprende de 15 a 20 hectáreas, de las cuáles sólo una pequeña parte ha sido excavada. En esta zona se encuentran distintos rasgos arqueológicos como montículos, escalinatas, calzadas, acueductos abiertos y cerrados, tanques de almacenamiento de agua, tumbas, petroglifos, monolitos y esculturas.
Las calzadas se componen de un conjunto de caminos de piedra utilizados como vías de tránsito y como parte del sistema de drenaje. Existen algunas calzadas que se prolongan en diferentes direcciones del área excavada, con varios kilómetros de longitud, que según los arqueólogos iban dirigidas a Turrialba y a Siquirres. Además cuentan con gradas o escalinatas que funcionan para superar desniveles.
En el monumento también se encuentra una compleja red de acueductos en forma de canales abiertos y cerrados, de los cuales algunos aún funcionan, y que tenían como objetivo conducir el agua hasta algunos sitios o hacia los antiguos tanques de almacenamiento que se encuentran en el sector principal de la ciudad.

 

 

CARACTERÍSTICAS

– Horario: 8 a.m. a 4 p.m.
Teléfono: 2559-1220
– Su clima es húmedo
y lluvioso.
– Se encuentra a 19 km del centro de Turrialba,
  en las faldas del volcán Turrialba.
– Es el más grande e importante sitio
   arqueológico encontrado en Costa Rica
– El Monumento incluye 43 montículos, dos plazas,
  dos calles, tumbas y tres acueductos, que aún hoy
  funcionan perfectamente, además de la famosa
   calzada Caragra.
– Posee calzadas, montículos, puentes, tanques de
  captación y acueductos en un área excavada de
  cuatro hectáreas.
– El parque cuenta también con una sala de
  exhibiciones, un mirador y un área con mesas,
  área para acampar y servicio de agua potable.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *