Clínica Doctor Jorge Mata ABRE SUS PUERTAS Y LE APUNTA AL DESARROLLO DE MEDICINA PREVENTIVA CON ENFOQUE HUMANÍSTICO

PABEL BOLÍVAR
EL INDEPENDIENTE


 

Crear una nueva modalidad de atención en medicina pre­ventiva donde prime un enfoque humanístico es lo que se ha pro­puesto el joven doctor Jorge Mata Alvarado, un guapileño de pura cepa, con su centro médico inau­gurado hace tres meses en el cora­zón de Guápiles.

El lugar ha tenido un crecimien­to importante en sus primeros tres meses, ya que los mismos usua­rios que se han acercado son los que aportan la clientela con base en buenas referencias no solo de su persona, sino de los otros cole­gas que laboran con él.

Su clínica, ubicada diagonal a los bomberos, frente al Ministerio de Salud, cuenta con servicios de medicina general (dos doctores de planta: él y la doctora Katherine Camacho), y especialidades en gi­necobstetricia y dermatología.

Brindan ultrasonidos con equipos recién estrenados, de calidad y de­finición en tercera y cuarta dimen­sión, lo cual representa un apo­yo fundamental para la atención a mujeres embarazadas; se reali­za papanicolau en video y cirugías menores, entre otros servicios.

La atención en medicina gene­ral es de lunes a sábado 8 a.m. a 8 p.m. en turnos realizados por dos médicos, mientras que los sá­bados tienen horario de 8 a.m. a 4 p.m. La especialidad de ginecobs­tetricia se realiza a convenir con el paciente, pero por lo general se da los lunes y martes de 4 a 7 p.m., mientras que los sábados se da atención en dermatología y ul­trasonido.

“Para mí el factor humano es lo más importante, el trato a la gen­te, la humildad. Nuestros pacien­tes buscan ayuda y hay que brin­darle la mejor atención, no solo desde el punto de vista médico sino también enfocándonos en sus circunstancias sociales y econó­micas. Es decir, queremos realizar el mejor abordaje para cada pato­logía en específico”, explicó Mata Alvarado.

Su filosofía consiste no solo en el tratamiento de la enfermedad, sino en prevenir factores de ries­go y brindar una atención integral que involucre la parte cognitiva, económica y social; que tome en cuenta la singularidad de cada pa­ciente. Para él, la relación médi­co- paciente es fundamental para prevenir patologías.

Si bien reconoce la importancia del servicio que brinda la CCSS, considera que la parte preventiva está muy descuidada y se ha es­tado perdiendo, por eso su clíni­ca busca ser un “complemento” a esta realidad.

Nacido, criado, estudiado aquí, el doctor Mata cree que aquí “tam­bién lo van a enterrar”, por lo que ve su profesión en la comunidad como una forma de regresar la ayuda que muchas personas que lo vieron crecer aportaron a su formación.

“Parte de iniciar en esta nueva aventura es ampliar la calidad de atención que el sector privado per­mite. En la zona existe mucha di­ferencia social, no todos tienen el mismo acceso al servicio de salud. Nosotros queremos ser esa opción un poco más accesible, con la mejor atención para el paciente. Lo econó­mico no es lo que prima, ya se ha­cen excepciones a la regla, pero sin caer en la competencia desleal”, su­brayó el doctor Mata Alvarado.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio disponible 728×90
A %d blogueros les gusta esto: