PATOLOGÍA CERVICOUTERINA EN EL HOSPITAL DE GUÁPILES

Dr. Luis Carlos Vega

Dr. Jorge Arturo Mata


 

 

El Hospital de Guápiles en los últimos años ha visto un incre­mento en la atención de pacientes con lesiones cervicouterinas referi­das de las diferentes Áreas de Sa­lud adscritas. Razón por la cual se hace vital analizar y comparar este incremento con el comportamien­to nacional, con el fin de establecer medidas estratégicas de control y prevención de las lesiones cervica­les en el Primer Nivel de Atención. De igual manera, pretende identifi­car el comportamiento epidemio­lógico, así como mejorar los mé­todos de tamizajes utilizados en la actualidad en Costa para detectar de manera más efectiva los sero­tipos del virus de papiloma huma­no como principal factor de riesgo asociado con el desarrollo del cán­cer de cérvix.

 

IMPORTANTE

El desarrollo del cáncer de cér­vix se caracteriza por tener una evolución generalmente lenta, la cual comienza como una afección precancerosa conocida como dis­plasia. Esta afección precance­rosa se puede detectar por medio de una citología vaginal y puede ser tratable en un cien por ciento (100%). Por lo cual, los contro­les citológicos de manera perió­dica tienen vital importancia en la prevención. La mayoría de las mujeres a quienes se les diagnos­tica cáncer de cérvix en la actuali­dad no se han realizado citologías cervicovaginales de manera regu­lar o no han tenido un seguimien­to adecuado por resultados anor­males en éstas.

El cáncer de cérvix a nivel mundial representa el segundo lu­gar tanto en incidencia como en mortalidad, representando cerca del 10% de todos los canceres de con el desarrollo de cáncer cervicouterino

Diversos factores de riesgos han sido relacionados con el desarro­llo del cáncer cervicouterino. Sin embargo, el principal factor de riesgo asociado es la infección por el virus de papiloma humano, co­mún enfermedad de transmisión sexual ya que aproximadamente un 60% de mujeres y hombres se­xualmente activos se han expues­to al menos una vez en su vida al virus.

La infección por VPH oncogé­nico se supone una causa necesa­ria para el desarrollo del cáncer cervicouterino. Considerándose un hecho único en oncología, dado que ninguna otra enferme­dad neoplásica tiene una relación de causalidad tan bien definida con un virus, como sucede con el cáncer de cérvix y la infección por VPH.

La persistencia de la infección por VPH se considera una etapa en el desarrollo del cáncer cervi­couterino invasor, hecho que se ha evidenciado en diferentes es­tudios de casos y controles. La edad de las pacientes juega un papel importante en relación con la persistencia de la infección por VPH, ya que las pacientes jóvenes que estuvieron expuestas y/o desarrollaron una lesión cer­vical asociadas al VPH limitaron la progresión de la enfermedad, desarrollando una lesión de bajo grado o muchas veces regresaron de manera espontánea a la norma­lidad; no así en mujeres mayores donde hubo persistencia de la in­fección por VPH y quienes desa­rrollaron una lesión intraepitelial de alto grado (NIC III) o cáncer cervical. Los factores ambien­tales, así como la inmunidad del huésped viral pueden influir en el curso de la infección por VPH.

Existen más de 70 subtipos de VPH, de los cuales más del 50% son capaces de infectar el epite­lio anogenital. De acuerdo con su capacidad de progresión a la ma­lignidad, los subtipos de VPH se clasifican en grupos de bajo, in­termedio y alto riesgo. Los vi­rus de papiloma humano (VPH) de bajo riesgo producen princi­palmente verrugas genitales, por el contrario los de alto riesgo se han relacionado principalmente con el desarrollo de cáncer cervi­cal invasivo.

 

FACTORES DE RIESGO

Existen otros factores de riesgo asociados con el desarrollo de la neoplasia cervical: múltiples pare­jas sexuales, inicio temprano de la actividad sexual, una pareja sexual de alto riesgo (infección por VPH, antecedente de múltiples parejas sexuales, neoplasia de órganos se­xuales en órganos inferiores o ex­posición sexual previa con alguien con neoplasia), antecedente de en­fermedades de transmisión sexual, tabaquismo, inmunodeficiencias, multiparidad y uso prolongado de anticonceptivos orales.

 

CIFRAS

Se realizó un estudio descripti­vo en su totalidad de las pacien­tes referidas por primera vez a la consulta de patología cervi­couterina de la consulta exter­na de Ginecología del Hospital de Guápiles, desde el 01 de ene­ro del 2008 al 31 de diciembre 2011. El análisis fue retrospec­tivo utilizando la información de los expedientes clínicos de cada paciente. La investiga­ción recibió el aval del Comité de Bioética en Investigación del Hospital de Guápiles, y no requi­rió de Consentimiento Informado, ya que no es un estudio in­tervencionista, se mantuvo la confidencialidad de cada paciente incluida en la investigación.

Se obtuvo una muestra de 1498 pacientes referidas por prime­ra vez a la consulta de patolo­gía cervicouterina del Hospital de Guápiles, entre 01 de enero del 2008 al 31 de diciembre del 2011, (cuadro 1). Se incluyeron a todas las pacientes referidas con una ci­tología cervicovaginal alterada o con una lesión clínica sugestiva de pre y/o malignidad, para reali­zarle una colposcopia y/o biopsia según el hallazgo colposcópico. Se excluyeron las pacientes que fueron referidas con una colpos­copia realizada a nivel privado.

 

RESULTADOS

Se analizaron 1498 expedien­tes de pacientes referidas a la con­sulta de patología cervical del Hospital de Guápiles con citolo­gías cervicovaginales alteradas y que fueron realizadas en el Primer Nivel de Atención entre los años 2008 y 2011.

De acuerdo con la distribu­ción geográfica de Costa Rica por cantones, los que presenta­ron mayor tasa de incidencia y mortalidad según la Dirección de Vigilancia de Salud del Ministerio de Salud, eviden­ciado en su informe de julio del 2005 “Incidencia y Mortalidad del Cáncer en Costa Rica 1990- 2003”, fueron los cantones de Pococí y Talamanca en inciden­cia; y la mayor tasa de mortali­dad fue ocupada por los canto­nes de Liberia y Golfito, mientras que los cantones de Pococí y Guácimo ocuparon el sexto y sé­timo lugar respectivamente.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio disponible 728×90