COOPELESCA: CONSERVACIÓN CON VISIÓN ESTRATÉGICA

PABEL BOLÍVAR
EL INDEPENDIENTE


 

Coopelesca es una cooperativa de la zona norte que brinda especial énfasis a proyectos de protección ambiental que a partir de 2008 se dio a la tarea de desarrollar política conservacionista con visión estratégica hacia todo el territorio nacional.

Para el cantón de Pococí desarrollaron el proyecto hidroeléctrico Toro Amarillo, que se define como un mecanismo sencillo de generación de energía sin alterar la dinámica natural del río.

Ubicado en la comunidad de La Guaria, distrito de Jiménez,  el proyecto consiste en llevar el agua con una línea de conducción diferente del río a uno ocho metros sobre el cauce normal; posee un volumen de construcción  de 2 500 metros cúbicos de concreto.

El embalse tendrá aproximadamente 120 000 metros cúbicos, con un túnel dirigido hacia un contenedor del cual bajará una tubería de presión hasta la casa de máquinas.

La generación directa con base en el caudal del río se genera a filo de agua; es decir,  si no llega agua no se genera, si hay llena se detiene y, lógicamente si hay agua, hay generación de energía. Se le da continuidad al río para no afectar los ecosistemas presentes.

Además se cuenta con un desalinador para quitar las gravas y material en el agua, y así no afectar al equipo de la presa.

Esta iniciativa de Coopelesca, que tuvo un costo aproximado de 35 millones de colones, forma parte de la visión estratégica con orientación ambiental que se busca extender en todo el país.

Entre los principales objetivos está poder participar y colaborar con el manejo ambiental responsable, así como mitigar y compensar cualquier impacto ambiental negativo, y utilizar los impactos positivos a nivel social.

Proyectos ambientales

Entre las más importantes se cuenta el aporte de 200 colones de asociados para comprar un terreno  de 1124 mil hectáreas en el Parque Nacional Juan Castro Blanco (Platanar de San Carlos) con fines conservacionistas.

1124 hectáreas con este proyecto, reconocimientos de hectárea absorbe 11 toneladas de carbono al año, lo cual es un ritmo importante tomando en cuenta que se cuenta con 32 parcelas que sirven de sumideros. Esto ha hecho que los mismos asociados se sientan motivados con el proceso de participación ambiental.

Educación ambiental

La cooperativa realiza un trabajo interno de sensibilización  importante, que se ve reflejado en el proyecto de producción Mayipea, con el que se ha logrado disminuir el consumo de agua y electricidad.

A partir de dicho proyecto se cuenta en los baños de las instalaciones con sensores de movimiento y de luz que solo se utilizan cuando está ocupado.

Así se ha logrado, por ejemplo, reducir en un 12% el consumo de papel por persona y un 19% de energía.

Los funcionarios  interiorizan  los procesos y los transmiten a sus hogares, creando un efecto multiplicador. Reconocimiento en 2013 reconocimientos ambientales

UCR Minaet por lograr disminuciones en este proyecto.

La concientización se extiende a las mismas comunidades donde llevan a cabo sus proyectos. Lo aprendido en el día a día se ha trasladado a otras comunidades, ya que se escogen cinco para impartir charlas y otros mecanismos educativos que impacten y ayuden a interiorizar.

Este año se realizaron ferias ambientales en varias comunidades con el fin de fortalecer la sensibilización y  participación ciudadana en este ámbito.

Volviendo al nivel interno, cuentan con una unidad específica de salud ocupacional  que vela para que los trabajadores usen el equipo de seguridad apropiado para evitar accidentes laborales.

Para obtener en un año la condición de Carbono Neutral  se realizó la medición de huella de carbono, se identificaron fuentes y luego se compensaron por medio de Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo).

Hoy día Coopelesca es carbono neutral porque la contaminación que se genera por vehículos, aires acondicionados  y demás procesos ya está compensado mediante sus proyectos de conservación.

Es la primera empresa Minaet, 2012 compromiso a la excelencia, premio guayacán, entre otros.

En las centrales hidroeléctricas de  Cubujuquí, La distribuidora de electricidad a nivel latinoamericano que recibe certificado de neutralidad. Fueron la novena empresa y primera cooperativa en unirse al plan país para encaminarlo hacia la condición de carbono neutral en el año 2021.

“Contamos con programas fuertes,  el ambiente no es solo la parte de cuidar animales y bosque; también implica trabajar con las comunidades con las que se relacionan” explicó uno de sus funcionarios.

Desarrollar y promover la autogestión, proyectos que definen los mismos miembros de la comunidad, a través de ellos se identifican objetivos de solución que se convierten en proyectos, se involucra no solo a coopelesca, sino a otros socios estratégicos.

Generación de empleo buscando alternativas que permitan promover el emprendedurismo en comunidades con mucho desempleo.

El año pasado fue la empresa más reconocida por la cámara de industria, seis premios tres de la excelencia, liderazgo, ambiente responsabilidad social, electrificación en comunidades fronterizas.

Esperanza y Chocosuelas realizan una intensa actividad de reforestación que alcanza las 275 hectáreas entre las tres zonas, que de paso sirve para protección del suelo, agua y que funcionan como corredores biológicos que conectan a otras fincas.

Llevan a cabo sumideros o removedores de carbono en esas mismas centrales, donde se remueve el dióxido de carbono y se lo convierte en oxígeno.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: