La Reforestación y el Cultivo Forestal

A través de este artículo se quiere aclarar algunos términos relacionados con la actividad de siembra de árboles que se desarrolla en el país.

Patricia Barrantes
José Antonio González,
-Ingenieros Forestales de ASIREA

La Reforestación, es la siembra de árboles en sitios cubiertos por bosques que fueron eliminados, ya sea por la actividad humana para la creación de áreas de cultivo, pastoreo o ampliación de centros de población o por efecto de fenómenos naturales como deslizamientos, incendios forestales y/o huracanes.
La Forestación, es la siembra masiva de árboles en sitios que naturalmente no poseían bosque, como por ejemplo las praderas naturales que podemos observar en países templados.
La historia muestra que Costa Rica fue un país cubierto por bosques, por lo tanto, la siembra de árboles que se ejecuta acá, corresponde a una actividad de Reforestación y no de Forestación.

La reforestación se ejecuta con el fin de alcanzar diferentes objetivos:
1- Producir madera para la fabricación de diferentes productos (muebles, madera de cuadro, enchapes, bigas, etc.)

2- Recuperar sitios degradados a través de la introducción de ciertas especies de árboles que mejoran la calidad de los suelos, propician la reducción de la erosión de mismos además de ayudad a la infiltración de agua para sitios de recarga acuífera.

3- Promover la recuperación de fauna: en este caso se plantan especies forestales que poseen valor para la alimentación de pájaros y mamíferos pequeños. Se crean bosques artificiales que sirven para el tránsito de fauna mayor de un área de bosque natural a otra, lo que impacta de forma favorable sobra la biodiversidad y su conservación ya que se crean corredores que facilitan que la fauna pueda desarrollar su ciclo de vida.
Actualmente ya no se habla de reforestación para la producción maderera, si no que se utiliza el término “Cultivo de Madera o Cultivo Forestal”. Esto se debe a que la Reforestación no necesariamente conlleva la ejecución de actividades o tareas destinadas a fomentar el crecimiento de los árboles para producir madera. Por otro lado, para que haya producción de madera necesariamente se deben ejecutar acciones de manejo del cultivo forestal, tendientes a promover su crecimiento en altura y engrosamiento del fuste (tronco).
La actividades de manejo del cultivo forestal, son las mismas que se realizan para la producción agrícola y estas incluyen: la eliminación regular de maleza, encalado de suelos, fertilización, construcción de drenajes e incluso en algunos lugares se acostumbra el arado y lomillado del suelos durante la preparación del sitio para la siembra, la poda de ramas para promover troncos libres de ellas, control de enfermedades y plagas , el uso de especies forestales mejoradas genéticamente que garanticen la productividad y calidad del producto a obtener, en este caso la madera.

El Cultivo de Madera o Forestal se puede hacer utilizando diferentes modelos de producción:
1) El Sistema Agroforestal: en este se combina la siembra de especies forestales en tiempo y espacio con especies agronómicas, en procura de obtener un producto agrícola o pecuario junto a la producción de madera.

2) Plantación Forestal: En este caso los árboles se plantan en forma masiva sobre el terreno y pueden utilizarse una o más especies forestales.

Dado lo anterior, podemos entender que el aprovechamiento de plantaciones forestales con fines de producción maderera no es algo malo, fueron creadas con ese objetivo y son un cultivo que me produce madera.
Para el cultivo de madera se utiliza una variedad de especies forestales comerciales, las cuales tienen características particulares en cuanto calidad de la madera, ritmo de crecimiento, requerimientos ambientales de suelo y agua, distancias de siembra, periodos de cosecha, etc.
En la zona Atlántica las especies más utilizadas son: entre las nativas el Chancho (Vochysia ferruginea), Laurel ( Cordia alliodora), Pilón ( Hyeronima alchernoides ), Cedro ( Cedrela sp ), etc., así como exóticas o introducidas Melina (Gmelina arbórea), Teca (Tectona grandis).

Antes de establecer un proyecto de reforestación forestal, se deberá seguir los siguientes pasos:
1- Tener claro para qué quiero sembrar árboles, debo respoder las siguientes interrogantes, ¿será para proteger las las orillas de los río?, ¿Quiero promover la biodiversidad?, ¿Quizás, recuperar su los degradados?, o tal vez ¿producir madera para generar recursos económicos?.

2- Se debe evaluar el sitio a plantar, con el objetivo de observar las condiciones físicas de este (topografía, profundidad y calidad de suelos y la cobertura actual.

3- Definir la especie (es) idónea (s), la cual debe ajustarse tanto a las condiciones de la finca como al objetivo de la plantación.

4- Si el objetivo es producción maderera, es importante utilizar árboles producidos de material genético mejorado.
No importa el objetivo de la reforestación o el modelo utilizado para establecerla, estas se enmarcan dentro de las actividades ambientales promovidas por el Estado de Costa Rica, con el objetivo de fijar carbono producto de la siembra de árboles, a fin de ayudar a mitigar los efectos del efecto invernadero y cambio climático.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio disponible 728×90
A %d blogueros les gusta esto: