Proyecto de reactivación de cultivo de cacao cambia vidas a productores

  • El país fue un importante productor de cacao principalmente en las décadas de 1960 y 1970, sin embargo la producción cayó a finales de los años 70 debido a la propagación de la enfermedad de la monilia.

El proyecto del proceso de reactivación del cultivo de cacao fue fundado hace seis años  por la Asociación de Productores Agrícolas de Guácimo, con el objetivo de impulsar un jardín experimental de clonaciones para ayudar y compartir  conocimiento a los pequeños productores interesados en desarrollar la siembra del producto.

“Hemos ayudado alrededor de 32 familias que han estado interesadas en el cultivo, pero también otros productores fuera del cantón se han atraído por el cacao”, indicó Jaime Pomares, líder de la asociación.

La asociación provee a los cacaoteros las mejores herramientas productivas con el fin de vincular a un número mayor de familias en este cultivo. A través de esto se proponen ofrecerles en forma gratuita capacitaciones e insumos a los productores de la zona.

Según Pomares, capacitar a los pequeños productores para que puedan reproducir sus propios clones es una forma de impulsar la economía local y promover un producto cuyo cultivo se ha vuelto de alto costo para ellos, porque actualmente deben comprar los árboles de esta fruta con una inversión sumamente costosa para ellos.

“Intentamos  traerlos a nuestra asociación, enseñamos todos los pasos, ya sea  como injertar, como cuidar el cacao, y le damos todo lo que necesita”, mencionó Jaime Pomares.

CATIE. Hace 30 años el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), ubicado en la Suiza de Turrialba, ayudado a crear variedades del cacao mejoradas, con el propósito de asistir a los productores.

“Se visito al CATIE, para ver cuáles eras las mejores opciones que teníamos para comenzar con el proyecto, información que nos sirviera  y  además de conocer las diferentes variedades que tenían”, indicó Pomares.

Actualmente el CATIE cuenta con seis variedades que da mejoramiento genético al cacao, que va desde la conservación y utilización del germoplasma de cacao hasta el desarrollo de variedades superiores tolerantes a enfermedades y de alta calidad industrial.

Según Jaime, se desarrollo el jardín clonar de las variedades que propuso el centro, con el motivo de utilizar el cacao más viejo e injertarle las nuevas variedades y después le quitan el árbol que tienen, formando una copa nueva.

CATIE lleva el cacao nacional  a otros países como: Venezuela, Perú, Ecuador, Nicaragua y demás. “Todos los países se aprovechan de eso, y nosotros lo tenemos en nuestro patio y la gente no sabe, por eso queremos educar a los productores para que tengan la capacidad de reproducir sus propias matas de cacao”, explicó el líder de la asociación.

 

 

 

 

 

 

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: