El método Montessori

Según María Montessori, “la escuela no es un lugar donde el maestro transmite conocimientos, si no un lugar donde la inteligencia y la parte psíquica del niño se desarrollará a través de un trabajo libre, con material didáctico especializado”.

El método Montessori es un método ideado por la educadora italiana María Montessori a finales del sigo XIX, se basa en la estimulación y el respeto, y que se caracteriza por poner énfasis en la actividad dirigida y observación por parte del profesor, tratando siempre de adaptar el entorno de aprendizaje del niño a su nivel de desarrollo. El propósito primordial de este método consiste en liberar el potencial de cada uno.

“Nadie puede ser libre a menos que sea independiente; por lo tanto, las primeras manifestaciones activas de libertad individual del niño deben ser guiadas de tal manera que a través de esa actividad el niño pueda estar en condiciones para llegar a la independencia”
María Montessori

Un niño Montessori no sólo sábe aprender sino que además le gusta aprender. Es un niño que disfruta su escuela y que sabe que a ella viene a enriquecer su conocimiento y reforzarse como ser humano. Implementando esta metodología KIDS pretende que:

El aprendizaje se de por medio de la experiencia.

Actividades experienciales como juego de roles, paseos y simulaciones facilitan las experiencias de aprendizaje. Este componente de atención tiene como prioridad exponer a sus niños y niñas a una amplia gama de experiencias distintas para cada día.

El aprendizaje es un proceso social

Niños y niñas aprenden mejor junto a otros pares. El aprendizaje cooperativo facilita el rendimiento de las personas, por lo que este componente de atención ofrece oportunidades de interacción entre pares para crear espacios de aprendizaje en conjunto.

El aprendizaje nuevo se construye sobre aprendizajes previos.

Información nueva que puede ser conectada a patrones previos de información, se aprende más fácilmente. Es indispensable que los y las facilitadoras de estos centros, establezcan vínculos entre aprendizajes previos y nuevos, para ser efectivos en el desarrollo de conocimientos y la adquisición de destrezas en los niños y las niñas.
El desarrollo ocurre a través del enriquecimiento. Retos apropiados, toma de decisiones, novedad en las experiencias y retroalimentación por parte de la docente.
La auto-mejora y la auto-evaluación son parte central de la formación Montessori. A lo largo del proceso temprano de maduración, los niños aprenden a ver su propio trabajo con ojos críticos, y se entrenan para reconocer, corregir y aprender de sus propios errores.
Al tener libertad y apoyo para cuestionar, indagar y relacionar conocimientos, los niños se vuelven seguros de sí mismos, entusiastas y autodidactas. Tienen la habilidad de pensar críticamente, trabajar en equipo, y la actitud de continuo aprendizaje y auto-mejora.

Licda. Melany Núñez Artavia
Técnico en Pedagogía Científica Montessori
Instituto de Educación Superior Parauniversitario San Juan Bautista de La Salle

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: