Ackee, el fruto delicioso pero peligroso

El ackee, también conocido como “akee” o “akí”, es la fruta nacional de Jamaica. Sin embargo, este fruto, que es familia de las sapindaceae, crece con facilidad en todos los espacios con climas tropicales.

En Limón, el ackee es utilizado como ingrediente en recetas criollas caribeñas; la más frecuente de las recetas es mezclarlo con pescado. Precisamente, el uso de ackee como acompañamiento de recetas criollas caribeñas, representa una herencia cultural de los primeros afrodescendientes jamaiquinos que llegaron a la provincia limonense.

Esta fruta suele combinarse con una gran variedad de platillos, por ejemplo, se saltea con pescado.

Características del árbol y fruto de ackee

El ackee es un árbol perenne que alcanza los 10 metros de altura, con tronco corto y densa corona. Las flores, que aparecen durante los meses cálidos, son unisexuales y fragantes, con cinco pétalos de color verde claro.

La fruta tiene forma de pera. Su parte exterior cambia de color verde a rojo brillante o amarillo naranja conforme va madurando. En su interior contiene tres grandes semillas de color negro, y unas estructuras carnosas de color amarillo, y cuya forma se asemeja a un “cerebro” (de ahí que esta fruta también se conozca como seso vegetal).

Es muy importante tener en cuenta que solo esta parte amarilla con forma de cerebro es comestible, el resto de la fruta contiene una sustancia altamente tóxica llamada hipoglicina A; en caso de ser consumida, la persona podría sufrir desde síntomas de malestar estomacal y diarreas, hasta caer en coma y morir.

Solo la parte amarilla con forma cerebral es comestible, el resto de la fruta es altamente tóxica.

Preparación

El ackee debe pasar por un proceso de preparación antes de ser consumido de forma segura. Lo primero que debe hacerse es retirar la envoltura roja y las semillas negras; es decir debe separarse la parte carnosa con forma cerebral, para luego ser hervida por unos minutos, esto ayuda a eliminar la sustancia tóxica que pudo quedar impregnada.

Tras hervir el ackee, puede incorporarse a una variedad inmensa de recetas. Todas las personas que lo han probado aseguran que tiene un sabor exquisito. Sin duda alguna, la gastronomía caribeña es uno de los legados culturales más valiosos con los que cuentan las poblaciones afrodescendientes que habitan Limón.

 

Jeremías Mora Muñoz.
El Independiente.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: