Empleado del Polideportivo de Guápiles se encadena en señal de protesta

Desde la noche de este miércoles, un hombre de apellidos Pérez Obregón se encadenó a los portones de las instalaciones del Complejo Deportivo Rogelio Alvarado Cubero, comúnmente llamado el Polideportivo, en Guápiles. El hombre es uno de los empleados que laboran en las instalaciones deportivas, y dice haberse encadenado para protestar contra el cierre y clausura del inmueble; sumado el hecho de que se les adeuda tres meses y medio de salario.

Pérez expuso con preocupación que él tiene cuentas pendientes que no ha podido atender porque los trabajadores del sitio no reciben su salario, y que de momento parece que los actores políticos y administrativos causantes del cierre del polideportivo no vislumbran una pronta solución.

Las instalaciones deportivas recientemente fueron clausuradas por una orden sanitaria, debido a que el estado de las mismas es deficiente por falta de mantenimiento, situación que implica el riesgo de que los usuarios tengan un accidente. En 2016 la Junta Administrativa del CTPP y la Municipalidad de Pococí acordaron que el ente municipal otorgaría anualmente el 1% de su presupuesto para fines de mantenimiento.

Jeremías Mora / El Independiente

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *