Campo 5 da un salto a la modernización con El Mercadito en el distrito de Cariari

Recientemente en Campo 5, del distrito de Cariari, se construyó un edificio nuevo como parte de un proyecto desarrollado por la Asociación de Desarrollo de dicha comunidad. Se trata de la infraestructura del nuevo Mercadito.

Este edificio se construyó sobre el espacio que antes ocupó el redondel, el cual se encontraba en condiciones deficientes, y no se le estaba dando ningún uso. En este contexto, el nuevo edificio se realiza para la generación de ingresos a la comunidad mediante el alquiler de locales para negocios, y para el aprovechamiento de la población en la realización de actividades varias, dado que se trata de un edificio público.

El Arquitecto, Heriberto Vázquez Ruíz, dio a conocer a Periódico El Independiente el proceso mediante el cual la comunidad de Campo 5 logró sacar adelante tan importante proyecto. Todo fue posible, en primera instancia, por la organización de la asociación de desarrollo, y el compromiso de la directiva para con la idea.

El arquitecto topó con este proyecto dada la intervención de DINADECO; Vázquez ya tenía experiencia previa en el desarrollo de obras de bien comunal, y El Mercadito lo acogió como una forma de marcar un precedente en la construcción de obras modernas en espacios de zonas rurales; y también para instar a otras asociaciones de la zona para que se atrevan a trabajar proyectos de naturaleza similar.

El edificio cuenta con un área total de 400 m2, y su costo asciende a 125 millones de colones. De esa superficie, alrededor de 250 m2 se destinan para un área de uso comunal donde se pueden realizar ferias del agricultor, actividades lúdicas y culturales, y hasta ferias de la salud. Se cuenta además con locales aptos para la instalación de sodas y negocios privados. La infraestructura cuenta con todos los requerimientos de seguridad que un edificio moderno debe tener, por ejemplo, sistema contra incendios.

Vázquez afirma que la comunidad se manifiesta agradecida y entusiasmada con el nuevo edificio. Además, recalca que la obra no se podría haber realizado de no ser por la gestión de la directiva, y por la colaboración de las autoridades regionales de DINADECO, y otras instituciones, tales como el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos.

El Mercadito es el claro ejemplo de que una comunidad organizada y proactiva, tiene el poder para conseguir grandes cosas en pro de su desarrollo. Si bien, la imagen de las instituciones públicas costarricenses se ha venido deteriorando dentro de la mentalidad de la población; estas, por lo general, se muestran anuentes a colaborar con proyectos de interés social y comunal. No obstante, el ciudadano debe comprender que la colaboración se obtiene mediante el trabajo en equipo de las comunidades.

Heriberto Araya / El Independiente

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *